Vídeo

A ese que yo quiero – Alondra Rojo


Hazlo reír mucho, ¡si! Hazlo reír a carcajadas, camina con él de la mano, dale muchos besistos en la frente, pues son los mejores besos que le puedes dar. Visítalo, si, visítalo cada vez que puedas, gánate la confianza de sus padres, sé que no es fácil, créeme, pero inténtalo, inténtalo hasta lograrlo. Gánate esa confianza de su hermano, si, el que nunca habla, el hermano súper tímido, tu puedes, vamos.

Cada que lo veas, llévale su dulce favorito, no sé, unas galletas, unas gomitas, una paleta, yo que sé, ¡su dulce favorito! Cuando lo tengas de frente, dile cuanto te importa, dile que lo quieras, dile que sus besos son lo mejor que te ha pasado. Dile que él es una de las mejores experiencias que has tenido en tu vida, ¡díselo!, pues a él no le gusta que te quedas callada. Aguanta sus caprichos, aguántalo cuando este enojado, tenle paciencia, también aguántalo en sus momentos felices, comparte con él tus mejores experiencia. Pierde el orgullo cuando se enoje, se tú la primera que rompe el hielo.

No sé, se me ocurre que, debes en cuando tengas pequeños detallitos, ¡debes en cuando!, tampoco lo ahogues. No sé, igual y puedes hacer o escribir una frase en un papelito, la que tú quieras, la que más describa lo que sientes por el en ese momento, llega de sorpresa y dáselo, esas cosas hacen la diferencia. También se me ocurre que puedes expresarte tan fácil como yo y decírselo así como así y, si no eres tan buena en todo esto, simplemente valora lo que tienes, pues él vale más de lo que tú te imaginas. También déjate tomar todas las fotos desprevenidas, ¡si, sé que es difícil, porque estas gorda, porque te sientes chistosa, porque te sientes fea en el momento!, pero, para él, eres la más hermosa y quiere tener todo su repertorio de su teléfono completamente lleno de ti, no te enojes déjatelas tomar aunque estés fachosa, aunque estés en pijama o desmaquillada, ¡qué importa!, él es la persona que quieres y elegiste compartir tus días.

Cuídalo mucho, no cometas ningún error, porque lamentablemente habrá quien esté esperando la primera vez en que tu falles, así es la vida. No coquetees con nadie, pues ¿para qué? Si tú misma lo elegiste, tu misma decidiste que él era completamente perfecto, que era la persona que esperabas, la persona que te llena día a día, no lo hagas, no lo necesitas.

Y por último, no menos importante, cuando lo abraces y lo beses, hazlo fuerte, muy apasionadamente y fuerte, porque estarás abrazando y sosteniendo a nada más y nada menos a ese, ¡a ese que yo quiero!

COMENTARIOS:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s